Encinas de Esgueva
pueblo castellano

        Valladolid
      Castilla y León  
         España

 

Encinas

Nuestro Pueblo

Nuestra Gente

La Economía

El Agua

La iglesia

S. Isidro

Aprova

Las Fiestas

Viejas Piedras

Apicultura

Galería

C. Populares

Embalse  de Encinas

Alberto Triviño

 

Las Viejas Piedras

 

La iglesia de San Mamés

Iglesia parroquial de San Mamés, levantada en el s. XV. Las pinturas del retablo y las esculturas del Calvario, son algo posteriores. EstáRetablo de la capilla de los Salcedo situada en un promontorio dominando el pueblo. Son dignos de admirar el retablo, de la

capilla de “Los Salcedo” obra, seguramente, de los discípulos de Gregorio Fernández, la Pila Bautismal y en general todos los retablos, algunos denotan de un modo claro, no solo su antigüedad, sino también el deterioro por la mala conservación  sufrido, quizas, al provenir seguramente de algunas de las ermitas que existieron en otros tiempos  en este pueblo.

Como curiosidad es de resaltar el rosetón (estrella de David) ubicado en la fachada este.

Perteneciente a dicha iglesia existe una muy valiosa y apreciada Cruz Procesional  expuesta en  el Museo Comarcal de  Arte Sacro de la Villa de Peñafiel

El valioso retablo de la Capilla de los Salcedo, a mediados del mes de enero del año 2001, fue desmontado por un equipo de técnicos y trasladado a Boecillo  para su posterior limpieza y restauración. Ya podemos admirarlo "limpio y reluciente"  en la iglesia de nuestro pueblo. Y en esta páginas su modesta Imagen fotográfica, que no hace honor a la belleza del retablo en directo.

El Castillo (palacio) de Encinas
 
Pequeño y bonito castillo señorial situado en el valle del río Esgueva, merindad del Cerrato en tiempos pasados, junto con los castillos de Canillas y Villafuerte. Edificado a finales del siglo XIV por don Diego López de Zúñiga, primer señor de Curiel, como casa-fuerte para controlar sus dominios o mayorazgos que funda para sus hijos y con mejor suerte en cuanto a su conservación que su vecino de Canillas, construido por un biznieto suyo del mismo nombre, en el siglos XV hoy casi totalmente derruido.
En dos esquinas del castillo está el siguiente escudo: en campo ovalado un águila explayada. Es "Aguilar". Está decorado con tarjas y timbrado con casco y plumero: está, además, protegido bajo guardapolvo.
El año de 1394 don Diego López de Zúñiga adquiere la villa de Encinas, construyendo un castillo-palacio. Trece años después seguiría el de  de Curiel, muy parecido al de Encinas, de donde también era señor. Su sucesor, el IV duque de Béjar, don Francisco López de Zúñiga, vende en 1574 a don Antonio del Río las villas de Encinas y Canillas de Esgueva por el precio de 25.500 ducados. Don Antonio del Río era un influyente regidor de la ciudad de Segovia, estaba casado con doña Isabel Cascantes, que muere en su castillo de Encinas en 1581.
 
El matrimonio acometió importantes obras de acondicionamiento del vetusto castillo, haciendo un nuevo patio de estilo renacentista y colocando sus blasones en la fortaleza. Se mandaron enterrar en su capilla del monasterio del parral de Segovia, tras desechar el proyecto de fundar su capilla mortuoria en la iglesia parroquial de Encinas. Don Antonio del río falleció en Segovia en 1591. En 1709 el rey  Felipe V concede el título de Conde de Encinas a don Antonio de Aguilar  y Zuazo.En 1915 Adquiere el castillo D. Cándido Moyano y en la década  de los años 50 es comprado el SEMPA y reparado para usarlo como silo de cereales durante unos años, en la actualidad es propiedad de la Junta de Castilla y León y no tiene un uso determinado, salvo algunos acontecimientos lúdicos o culturales que organiza el Ayuntamiento de Encinas en as fiestas Patronales

Con respecto al castillo de Encinas, en un informe redactado con vistas a su venta, se dice:

“… (la villa) tiene muy importantes fuentes y una fortaleza de piedra con un con un quarto en que se puede bibir y biven los alcaides que allí tiene y ha tenido su  Sª   tiene quatro torres la Una grande de homenaje y tiene barbacana y cava de sillería y en el medio del patio tiene un poÇo de agua dulce y esta bien rreparada y se puede ynchir la cava de agua siempre que quisieren es casa muy sana y por ello vivió en ella el rrey don enrrique El enfermo tres años…”

Enrique III “el doliente” , de quien fue Justicia mayor Diego López de Zúñiga, murió en Toledo el sábado 25 de diciembre de 1406, cuando preparaba la guerra contra el rey de Granada. Como enfermó a los 17 años, sus estancias en el castillo de Encinas tuvieron que tener lugar entre finales de 1395 y 1406.

Creemos que es importante destacar el hecho de que Enrique III “el doliente” o “el enfermo” habitara tres años en él, aunque es de suponer que ocasionalmente, para alivio de su precaria salud. Eso da un poco más de prestancia histórica a este castillo del que, hasta ahora, tan pocas cosas se sabían.

 

    Restos de los antiguos pilares que formaban parte de la decoración en estilo renacentista

del palacio de nuestro pueblo. los tiene a buen recaudo Antonio

                           

 
 
 

 

El Frontón
 
Si ha existido algún deporte de gran arraigo y tradición este ha sido sin duda la pelota a mano. Desde tiempos remotos lo jugaban los mozos los días de fiesta, desde la salida de misa hasta la hora de acudir a comer, y luego se reanudaban en algunos casos por la tarde, eran  estos, seguramente los mejores momentos para el deporte y espectáculo, pues al frontón acudían los jugadores y no jugadores, unos para jugar y los otros para admirar las competiciones que solían ser muy disputadas.
En este lugar también se celebraban habitualmente las partidas de "tarusa", las de canicas y demás de juegos tradicionales por parte de niños y adultos
El viejo "juego pelota", testigo mudo de innumerables anécdotas,  se conserva a pesar de las heridas sufridas por el paso del tiempo favoreciendo su uso como el  gran tablón de anuncios donde las sucesivas generaciones de quintos han querido dejar su huella en forma de  graffiti para la posterioridad...  Actualmente reparado el suelo, puede ser de nuevo usado para la celebración del baile en los días de las fiestas, como ha sido habitual tradicionalmente

 

| Principal | Nuestra Gente | Nuestro Pueblo | El Agua | La Economía | S. Isidro | La iglesia | Las fiestas | Viejas Piedras | Apicultura | El Valle | Galería | Aprova |

Última actualización el 14/01/2017